LOS CAMBIOS DE ESTACIÓN PUEDEN AFECTAR EL BUEN FUNCIONAMIENTO DEL ORGANISMO Y EL RENDIMIENTO MUSCULAR DE LAS PERSONAS.

El efecto del sol, el calor y los cambios bruscos de temperatura (día-noche) durante la época estival, son factores de riesgo que, sin duda, han influido en el buen estado y cuidado que debemos tener siempre con nuestros pies.

Para compensar estas influencias externas, es recomendable retomar los hábitos que nos ayudarán a recuperar el buen estado de nuestros pies.

Si analizamos los problemas que pueden aparecer durante el día a día, podremos también encontrar soluciones para las distintas situaciones.

RETENCIÓN DE LÍQUIDOS: En el transcurso del día, la persona con diabetes tiene una clara tendencia a la retención de líquidos, lo que produce un efecto hinchazón que conlleva un aumento de volumen en la estructura del pie.

EFECTO TRANSPIRACIÓN: Este efecto también se manifiesta en las personas con diabetes. Consiste en una “mayor transpiración en los pies”. En ocasiones se plantea solamente como una molestia pasajera, pero es muy importante conseguir neutralizarla, para evitar que las bacterias puedan hacer acto de presencia en un medio con un mayor grado de humedad.

¿Qué hacer? Utiliza calcetines que permitan evacuar la humedad que se genera. Hay calcetines fabricados con una materia o fibra dotadas de estas características, como los tejidos de los deportistas. EFECTO LLAGADO: Aunque su presencia no está generalizada en todas las personas con diabetes, el llagado también es un problema que puede aparecer en el pie diabético. ¿Qué hacer? Te recomendamos utilizar calcetines más gruesos y con rizo interior, que permitan tener el pie más mullido y protegido frente a los roces que puede producir el llagado en el pie. EFECTO FRIO: En climas o días fríos, usar calcetines diseñados para diabéticos al acostarse, es un remedio eficaz para evitar enfriamientos. La fibra utilizada evita las quemaduras por frío.
Estas recomendaciones y cuidados de la piel de los pies, van a ser muy útiles para evitar los problemas diarios que pueden padecer las personas con diabetes. Por ello, debemos insistir en adquirir una prenda menor como los calcetines, que nos deben ayudar a consolidar los esfuerzos para alcanzar el objetivo de un mayor bienestar de nuestros pies.

En las persona con diabetes, que son más sensibles a dichos cambios, resulta imprescindible no descuidar la vigilancia y el cuidado de los pies

PROTECCIÓN: Buscar el calzado adecuado. A veces conviene usar un numero mayor que el habitual para albergar así un calcetín, y permitir que el pie se pueda hinchar (retención de líquidos) durante el día. Como complemento indispensable del zapato, el calcetín tiene un papel fundamental. El calcetín diseñado para diabéticos permite una total adaptación al contorno del pie, sin apretarlo en ningún momento, a pesar de que éste aumente de tamaño.

Calcetín protector: La elección del calcetín puede tener una gran influencia para evitar lesiones en pies, incluidos dedos. Es recomendable escoger un tipo de calcetín con un grosor que permita proteger el pie, y que no haga presión ni sobre el pie ni en los dedos.
Materia del calcetín: Hay que elegir materias que permitan mantener los pies confortables y secos, para evitar la proliferación de bacterias que se pueden reproducir en ambientes con mayor grado de humedad. Se recomienda elegir materiales sintéticos modificados, como la fibra acrílica Duraspun,

que permite una evaporación de la humedad del pie y que lo mantiene fresco y seco durante su uso.
Al mismo tiempo, incorpora un tratamiento anti-bacteriológico que actúa como defensa, previniendo los síntomas de la aparición de bacterias como consecuencia de una mayor presencia de humedad en el pie.
Esta doble función de los calcetines para diabéticos, con evacuación de la humedad y defensa contra las bacterias, son dos aspectos fundamentales para el equilibrio sano de los pies.

Costuras interiores: Los calcetines o medias cortas no deben tener refuerzos o costuras para evitar que se produzcan rozaduras que pudieran derivar en llagas.


Actualmente CANNON – Gassol ha puesto en el mercado que el calcetín NO TENGA COSTURA, mediante nuevas tecnologías que permiten el cierre del calcetín en la propia máquina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *